¿Cuántas horas de sueño necesitan los escolares para rendir bien en el colegio?

¿Cuántas horas de sueño necesitan los escolares para rendir bien en el colegio?

¿Cuántas horas de sueño necesitan los escolares para rendir bien en el colegio?

Lo más importante es que el descanso permita al menor realizar las actividades diarias con normalidad.

El comienzo del curso escolar supone que muchos niños tengan que hacer un gran esfuerzo por acostumbrarse a los horarios que les exige el colegio. Uno de los aspectos más importantes tiene que ver con las horas de sueño. Los menores están acostumbrados a acostarse y levantarse más tarde durante los meses de verano, y volver a madrugar, a veces, les pasa factura en el rendimiento escolar.

Es importante que los niños recuperen esos hábitos de sueño perdidos durante las vacaciones para poder descansar adecuadamente y encontrarse bien durante la larga jornada de colegio.

El sueño es una necesidad y un hábito que se convierte en fundamental durante la época infantil. El buen descanso favorece al desarrollo y al bienestar del menor, favoreciendo los procesos de atención, memoria, ayuda en la consolidación del aprendizaje y mejora del comportamiento.

Según los Pediatras de Atención Primaria (SEPEAP), el tiempo ideal para una personas es aquel que le permita hacer las actividades diarias con normalidad. Esto explica porqué cada persona tiene unas necesidades de sueño diferentes dependiendo de la edad, el estado de salud, el estado emocional, etc…

Por su parte, desde el Instituto del Sueño establecen las horas que debe dormir un niño -de forma aproximada- dependiendo de la edad que tenga.

Un recién nacido duerme un total de 16 horas diarias, en 6 u 8 episodios de sueño de 4 horas cada uno. Esto provoca que el recien nacido no respete la noche y se despierte una o varias veces a lo largo de la misma.

Desde el primer mes hasta los 3 – 6 meses, la duración de los despertares nocturnos va disminuyendo y empieza a dormir de manera continua prácticamente durante toda la noche. Los niños de 1 a 2 años necesitan entre diez y trece horas para dormir cada día.

Entre los 2 y los 4 años duermen por la noche unas 10 horas, más las dos siestas habituales. A partir de los tres años de edad va disminuyendo la “necesidad” de dormir durante el día, hasta prácticamente desaparecer antes de los seis años.

Pasados los 7 años, no es habitual que el niño necesite dormir la siesta. Si ocurre, lo más probable es que por la noche duerma menos de lo que necesita o que padezca de algún problema durante el descanso nocturno.

De los 5 a los 10 años de edad, el sueño alcanza un grado de madurez suficiente como para permitir la comparación con el adulto. Aunque existen importantes variaciones individuales, el número de horas de sueño suele ser 2,5 veces superior al adulto y la proporción de sueño REM es similar a la del adulto. Entre los 6 y los 8 años, el niño necesita de 11 a 12 horas de sueño, y con 10-12 años, unas diez horas.

A partir de la adolescencia, el número de horas de sueño disminuirá hasta un promedio de 7 a 8 horas, que podría ser insuficiente ya que se produce un incremento de la somnolencia diurna, que ha llevado a pensar que las necesidades totales de sueño no disminuyan sino que aumenten durante la adolescencia. Esto es debido a que una hormona denominada melatonina, la cual se cree que está relacionada con el sueño, aparece más tarde en la adolescencia –haciendo que el joven se sienta cansado más tarde. Esto se conoce con el nombre de Síndrome de la Fase de Sueño Retrasada.

Fuente original:http://www.abc.es/familia-educacion/20140912/abci-horas-dormir-ninos-201409111022.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *